hombre acuario

¿Como son los Hombres de Acuario?


Sociable, moderno, inteligente, algo individualista y libre. Para los astros simboliza al Portador de Agua, es decir lo humano, los valores, el pensamiento, la innovación y el carácter fuerte. Muy desprendido con el dar. Es de ese tipo de hombre que, de conocerlo, siempre parecerá llevarte tras el pensamiento que sigue y la idea nueva, aunque no se quede en ninguna.

Es misterioso, cambiante, cálido y reservado. Siempre parece de confianza, aunque en verdad no entienda lazos cercanos con muchos.

¿Interesada? Te invitamos a entenderlo a fondo en lo que sigue. Cómo es su personalidad, qué opina del romance, y de la amistad. Cómo encara el trabajo, y la finanzas. No te pierdas un detalle del caballero número 11 del zodiaco.

La personalidad de un hombre de Acuario: misterio que atrae


Ser rebelde, independiente y original lo describe bastante. Con él, su energía siempre rozará lo auténtico y luminoso. Sea para bien o para mal. Su dualidad lo pone el un lugar disímil. No es alguien que haga alarde tener muchas amistades ni que sea el centro de la reunión.
Siempre preferirá la calma y hasta pasará desapercibido, hasta que quiera conexión de verdad con alguien. Espiritual.



Divertido como pocos. Agradable para la charla valiosa, además, porque gusta ocuparse de los otros. Un poco distante pero adrede, no por retracción. Nadie lo dirige. Cuando hay problemas, huye más que enfrentarlo. Terco por momentos.

El amor en el hombre de Acuario: romances y relaciones


Con el macho acuariano siempre te esperará una experiencia agradable. Su carácter lo hace ideal para conversar, reírse de a dos e innovar en los planes. No es alguien que vaya a estar pendiente de muchas cosas alrededor tuyo para decidir, sino más bien de tu energía.

En pareja, es un hombre muy atento, cariñoso y calmo. Es decir, no esperes grandes aventuras. Cuidado, no es alguien que alardee de su sentir ni lo exponga mucho, prefiere que todo avance a su paso. No le pongas intensidad ni seas tradicional con él. Y dale su espacio solitario.

El hombre de Acuario con las mujeres del zodiaco: ideal o distante, según la compatibilidad


Acuario y Aries

Diversión asegurada para este dúo astral, y buena química. Complicidad en aventuras y retos. Emociones intensas. En el terreno íntimo hay atracción. Optimistas e independientes.

Acuario y Tauro

Caracteres muy diferentes para el acuariano y la taurina más posesiva que el libertario e imaginativo portador. No se van a poner de acuerdo en los hábitos diarios ni en cómo encararlos.

Acuario y Géminis

Su fuerte está en la buena comunicación de ambos. Su lado más mental e intelectual los lleva a entablar una unión laboral o amistosa sólida, de esas que se entienden muy bien. Innovan. En el amor no fluyen.

Acuario y Cáncer

Alegría auténtica y buen clima para el compañerismo de los nacidos bajo estos signos. Llegan al mismo objetivo. En las relaciones amorosas, sin embargo, difieren en lo que buscan. La canceriana le resultará muy intensa al ligero Acuario.

Acuario y Leo

De nuevo, se unen más por el lado del intelecto que por el corazón. Su vida social es elevada y potente. El león espontáneo, se topa con el apego del acuariano. Difícil, peleas.

Acuario y Virgo

Los astros no bendicen esta unión en la que la introspección de la virginiana cerca las metas del aventurero acuariano. Si bien el misterio de cada uno los embelesa, falta autenticidad para entenderse.

Acuario y Libra

Como a los dos se le dan bien las palabras y la armonía, es muy factible que se sientan cómodos en la charla. Pueden dar paso a una amistad casi profunda. Se admiran y suman. En el amor, el portador no privilegia la atención en alguien, y eso pone en riesgo lo que ella espera.

Acuario y Escorpio

La imaginación y el gusto por el pensamiento vanguardista los acerca, pero poco y nada tienen que ver en la manera de encarar lo afectivo. Nuestro hombre es alguien muy libre para la seguridad que necesita sentir la escorpiana.

Acuario y Sagitario

Compatibles y socios de la aventura. Un par astral que sabe divertirse y hacer sociedad, aun con su sentido independiente. Y eso mismo puede encender las alertas si se estabilizan con el romance. Riesgo de ser infieles.

Acuario y Capricornio

No son signos que vayan a atraerse naturalmente. A la capricorniana le costará confiar en un Acuario demás superficial. Y, si bien los dos son un poco así, eso mismo los separa porque no desean perderlo.

Acuario y Acuario

Alta afinidad para este espejo zodiacal. Sienten que si están juntos van para adelante, y así es. La no necesidad de atarse uno al otro y de vivir a su manera, los lleva a acercarse en todo lo que importa. Futuro.

Acuario y Piscis

Se ponen de acuerdo en aspectos vitales como la creatividad y su lado humano, y también la falta de practicidad en pos de demasiada imaginación. A pesar de conectar, la pisciana le resulta muy emocional al individualista Acuario.

El hombre hogareño de Acuario: su rol como marido y padre


Si llegaste a esta etapa con un acuariano, tenés la tranquilidad de que realmente está encantado con vos, porque no es alguien que se comprometa demasiado. Cuando lo hace, es fiel, entretenido y dado a su pareja, también, porque quiere evitar aburrirse en esta etapa.

Como papá, será entregado y ameno. Y, gracias a su costado humano los tratará generosamente, eso incluye hacerles regalos, motivarlos y educarlos en la libertad y responsabilidad.

El hombre de Acuario como amigo: un ser de valor


Será el amigo que más cerca estará cuando surja dar una mano. Aun cuando no sea el típico compinche aventurero y alma de la fiesta, no faltará en lo importante. Y mejor todavía, te elevará al cambio. Con él las cosas tienden a verse diferente y eso es genial para salirse de lo común.

Muy generoso, escucha y gentil.

El hombre adulto de Acuario: bolsillo y profesión


Como no es alguien que se conforme, en el área laboral será un par inconformista que siempre apuntará a más. Su inteligencia es alta. Invierte y ahorra pensando siempre en lo que viene.

En la profesión, se destaca por ese espíritu que lo impulsa e innova por naturaleza. Ideal para emprender y darle una perspectiva nueva a las cosas. Reflexivo y de confiar para el resto.

Tiene que sentir que es más una misión que una labor.